martes, 24 de mayo de 2011

PORTFOLIO DEFINITIVO : ALEJANDRA LÓPEZ CASTELLANO

1. TRABAJO DE INVESTIGACIÓN:

A continuación voy a poner los enlaces de varias páginas donde podemos observar cómo hacer muñecas/os con materiales reciclados. Son creaciones que no tienen el objetivo de convertirse en títeres, pero que nosotros podemos hacer cosiéndoles unas cuerdas en la espalda y en los brazos. El objetivo de esta entrada es aprender a hacer muñecos que luego podamos usar para hacer representaciones teatrales.

Con simples materiales como el corcho se pueden hacer divertidas muñecas donde dos corchos harán la función de cabeza y cuerpo y con palillos las extremidades. En cuanto al pelo con lana cosida o pegada podemos simularlo y con materiales como papel de seda emplearlo para la vestimenta.
http://www.album.enfemenino.com


También podemos hacer divertidos títeres con nueces, lana y vendajes blanco. Las nueces servirán de cabeza y cuerpo del títere que irán unidos por el vendaje blanco ( se escoge este color por la facilidad que luego tiene de poder ser pintado de todos los colores) y con la lana hacemos el pelo y las extremidades. En cuanto a la ropa con papel de regalo se puede hacer.


2. TRABAJO DE TEORÍA: MARIONETAS DE AUGSBURGO

Este trabajo va dedicado a todas las personas que les gustan las marionetas y a aquellas que estamos aprendiendo a hacerlas. El porqué de un trabajo de las marionetas de Augsburgo viene por y gracias a mi padre, que se crió en Alemania y en mi infancia me contaba las historias de éstos personajes y me cantaba sus canciones.

Vamos a adentrarnos en un mundo de fantasías y sueños, escenificado mediante muñecos de hilo.

En la tercera ciudad más grande de Baviera (Alemania), Augsburgo, se encuentra el museo y teatro de marionetas también llamadas títeres de hilo, más famoso de Alemania: "Ausgburger Puppenkiste" en lo que era es su día un antiguo hospital: el Heilig- Geist- Spital.
Desde hace más de 60 años, las marionetas encantan a niños y adultos con sus famosas “estrellas en hilos”, muñecos de madera o marionetas que se mueven por medio de hilos. A pesar de que no son capaces de mostrar sentimientos a través de gestos al corazón de los espectadores.


SU HISTORIA:

En 1940 el soldado Walter Oehmchen, encuartelado en un colegio de Calais, encuentra un pequeño teatro de marionetas. En el tiempo libre entretiene a sus compañeros haciendo funciones para ellos.y madura la idea de crear su propio teatro de marionetas: guardandolo todo en una caja, podría actuar en cualquier momento. En 1943 construyen su mujer Rose y sus hijas Hannelore y Ulla su propio teatro de marionetas, al que llaman “Puppenschrein” (baúl de los muñecos). Sin embargo este se quemó un año más tarde después en una noche de bombardeos, que alcanzaron al teatro muncipal de Augsburgo, en la misma noche del 25 de febrero de 1944 en que Oehmichen acabada de dar una función.
Al acabar la guerra Walter Oehmchen empezó a idear un nuevo teatro de marionetas en el Heilig-Geist-Spital de Augsburgo. Como telón del escenario utilizó y se sigue utilizando la vista frontal de la caja donde guardaba las marionetas, de ahí el nombre “Puppenkiste” para el teatro y el museo estable de Augsburgo.

El 26 de febrero de 1948 fue la primera función de la “Augsburger Puppenkiste” (caja de marionetas de Augsburgo) con el cuento “El gato con botas”. En las siguientes décadas da vida a muchos personajes, lo que hace singular a este teatro de marionetas
Walter Oehmchen, Manfred Jenning y el equipo que va creciendo paulatinamente ensayan nuevas obras, representan operas y escriben y escenifan obras propias. Personajes como las familia Mumin, Jim Knopf y Lukas (el maquinista), Urmel (el dragoncito), Bill Bo y muchos más son solo unos pocos de estos queridos personajes.
A través de programas de televisión, cuya primera emisión fue en el canal NWDR en 1953 la obra de “Pedro y el lobo”, alcanza una gran popularidad en toda Alemania.
Desde entonces se han hecho series para canales de televsiones de ámbito regional como nacional, como la “Familia Mumin”, la “Opera de los tres peniques” de Bertolt Brecht, “Jim Knopf y Lukas el máquinista”, el Gato Mikesch, “Aladin y la lámpara maravillosa”, y muchos más.


Su popularidad es tal que incluso aparecerán los personajes en sellos de correos (Bundespost). En noviembre 1977 fallece Walter Oehmchen a la edad de 76 años y dos años después Manfred Jenning.



En 1985 también fallece a la edad de 84 años Rose Oehmchen dejando a su hija Hannelore al cargo del teatro. El legado seguía su camino y pronto también se descubre la “Puppenkiste” en el extranjero. En Suiza se representa “Dr Leu isch uf und dävu” (El léón se ha largado). En Kuwait se viven las aventuras de “Urmel aus dem Eis” (Urmel, el dragoncito, que surgío del hielo).



Con Klaus Marshall, que toma las riendas en 1992, sigue la tradición de la familia formado la tercera generación.
Al cabo de 15000 actuaciones, en 1997 se estrena la primera pelicula de largometraje en los cines “Story von Monty Spinneratz”.

En este mismo año, el 50 aniversario de su creación, se lleva a cabo una gira por toda Alemania que durará dos años, dando lugar a nuevos conceptos de escenificaciones y nuevas obras que siguen continuando a partir del 2001. Se vuelve de nuevo a rodar series para la principal cadena de televisión alemana la ARD. Tampoco se olvida las representaciones en hospitales para animar a enfermos.

Con la muerte de Hannelore el 16 de mayo de 2003 asume su hijo Jürgen Marschall la dirección y el encargo de crear nuevas figuras y personajes de madera.

Uno de premios más destacados que se le ha otorgado a este teatro es la “Cámara de Oro” de la revista de tirada nacional alemana “Hörzu”.



Esta caja de marionetas lleva ahora más de 60 años para el deliete de niños y mayores.
EL ESCENARIO: EL DÍA A DÍA

¡Esto si qué es espectáculo! El teatro: Esto sí que es arte. ¡Sí señor! ¡Que extraordinario! ¡Que creatividad! Y ¿qué decir de un teatro de marionetas?. Uno no se imagina todo lo que ocurre en, detrás y sobre el escenario. Cada día es distinto, pero el trabajo es maravilloso y no da lugar a aburrirse, aunque requiere cierta flexibilidad de disponibilidad del equipo colaborador. Antes de empezar la jornada se repasan conjuntamente las tareas planificadas, a veces de hace más de un año. El trabajo se lo reparten 15 personas, tanto los que intervienen directamente en la presentación como los que no. Distinta gente desempeñas distintos roles en el desarrollo de distintas tareas.

¡MANOS A LA OBRA!

Parte del equipo desaparece yendo a los talleres para encargarse de las tareas de preparación de las próximas representaciones. La costurera o el modista se encargan que las nuevas estrellas de madera tengan su vestimenta adecuada. En el estudio de sonido se prepara la música, los sonidos ambientales y se componen nuevas melodías o canciones. Otros se encargan de hilar las nuevas marionetas. Otros de las tareas de mantenimiento, de reparaciones, arreglos , etc… No hay que olvidar a los que dan voz a los personajes con sus ensayos y los titiriteros, los auténticos artistas, que manejan las marionetas. Antes de que se den cuenta llega la hora de la función, la primera a las 10 de la mañana, luego la de las 3.30 de la tarde y después la de 7.30. Hay que preparar a las marionetas, colocarlas y “colgarlas” en el orden que correspondan. Cada uno controla que todo está en orden y que no falta nadie y nada en función del rol asignado. Todo debe estar en su sitio: las alfombras voladoras, zapatillas,…etc. El tocar la campilla para indicar que empieza la presentación, el subir el telón, poner la música y muchas cosas más también forman parte de las tareas a desempeñar por el equipo.














Pero ante todo, antes de subir al “puente”, los que manejarán a las marionetas, hay que verificar que cada uno lleva tijeras. De hecho las tijeras forman parte de las herramientas más importantes, para que in extremis, un muñeco, que se haya enganchado pueda ser liberado de la situación embarazosa. El que se olvide de ellas pagará por ello: 5 Euros, por estar con los manos vacías y sonrojado cuando se dice “Control de tijeras”. Bueno por lo menos el afectado será por ese momento el centro de la atención.

HABLANDO DE LA SUERTE O DESGRACIA DE UN PRINCIPIANTE

¡Ay, no! ¡Miles de hilos! Y más cuando uno tiene que manejar la cruz que mueve los hilos. A ver si no se enredan y se hacen nudos al girar la marioneta. Por qué me habré metido en este lío, se preguntaría cualquier novato que empieza en la “Puppenkiste” al escalar por primera vez el puente y coger la marioneta.


Aunque desde fuera parece tan fácil los que manejan a las marionetas, escondidos al público desde las alturas del puente, uno no se imagina el duro trabajo que hay detrás de ello. Parece que las figuras se mueven solas, se enfadan, se agitan de rabia, recitan monólogos, corren, saltan, se abrazan, bailan, zapatean, dudan, reflexionan, sueñan…por el escenario. Cuando cae el telón y uno mismo se ha quedado encantado de lo realizado, nadie realmente puede decir quién ha hecho qué, cuándo, cómo, …
La aparente facilidad de los movimientos de las marionetas, como contraste con la expresión de alta concentración en los rostros de los titiriteros, lo realizan con tal perfección que uno podrá opinar que es un juego de niños.
Cuando se empieza por primera todo parece imposible. El “ser” ahí abajo no quiere correr, se arrastra o se queda suspendido en el aire. Es difícil encontrar y mantener la altura correcta y que las piernas mantengan el mismo ritmo. Se tienen que oír los pasos, ya que no se pueden ver a una altura de 2,30 metros sobre el muñeco. Ahora aumenta aún más la dificultad: simples movimientos de la cabeza. Rara vez se consigue que la mirada del muñeco se mantenga en la dirección deseada sin que la marioneta adopte posturas cómicas por no decir deformes. La cruz que sujeta los hilos parece que no se puede manejar y constantemente se escapa el hilo de la cabeza de los dedos. La espalda empieza a doler al cabo de pocos minutos por la postura de trabajo no acostumbrado. Uno piensa que mal suerte para un novato. Pero no todo es desgracia. Al cabo de un par de semanas, tras mucho tesón y ensayo nuestra amiga la marioneta comienza a desplazarse ya con cierta elegancia sobre el escenario, se logran los primeros giros de cabeza y al final se consigue un pequeño papel en una representación. Aunque no es mucho al principio, al final se consigue la primera actuación y el primer aplauso del público te hace sentir un poco orgulloso…y ante todo ya formas parte del equipo e incluso en algunos momentos piensas que uno no se podría imaginar hacer en su vida otra cosa que ésta.

LOS TALLERES: El largo camino de una nueva obra
Antes de que se levante por primera vez el telón, es decir se abra la caja de marionetas ha pasado más de un año de preparativos. Hay que encontrar una historia u obra interesante y que sea adaptable a una representación de marionetas. Después tallar la(s) cabeza(s) de madera, vestir a los personajes, llevar a cabo la decoración, todo ello bajo la dirección del director artístico. Para ello se requiere la colaboración de todo el equipo bajo una perfecta coordinación. Una vez que se tiene todo ello se realizará el primer ensayo sobre el escenario, para ver que todo encaja. A veces solo quedan tres días para dar voz a los personajes. En la última semana de los ensayos empiezan las pruebas de iluminación y sonido, partes fundamentales para contribuir al éxito de la representación, ya que tanto la iluminación como la música y el sonido en general crean el ambiente. Como dice una sabiduría teatral siempre se espera que pasen cosas, ya que predicen un ensayo sin incidencias.



LAS CREACIONES: Las tallas


Todo empieza con un tronco de madera de tilo, que es el material con el que se fabrican las marionetas de la “Puppenkiste”, que se puede comprar en cualquier maderería. De de éste se tallarán tanto los rasgos muy estilizados de los rostros femeninos como mujeres, de duendes malvados,…, según sea el personaje.


Conseguir los rasgos requiere especial maña, ante todo si se quieren caracterizar personajes, que el público deba reconocer.





El cuerpo de las marionetas están hechos de varillas de madera para las brazos, cartón duro para las caderas y tiras de lino para los brazos.





Muy importante es naturalmente el maquillaje de las marionetas. Nadie se podría imaginar a los personajes principales solo con el aspecto de la madera. Por eso se pintan las cabezas con pinturas al aceite. Como ojos se les pone clavos de zapatero, ya que estos clavos reflejan especialmente bien los focos de luz.
Ya solo faltan dos cosas: los hilos y la vestimenta. Lo más importante es que el material o tela sea blanda.


En la mesa de hilado se convierte un muñeco de madera en marioneta, es decir un títere de hilos. Una figura "normal" lleva 10 hilos de algodón. Cuanto más deba de hacer una marioneta más hilos y palitos de necesitará la cruz.


EL VESTUARIO

La vestimenta la diseña y realiza el/la modisto/a tras el studio del personaje y de su época. También se pueden aprovechar vestimentas de antiguos personajes o complementos de los mismos.



MELODÍAS MÁGICAS: Así se crea la música

¿Todo listo para el estreno? Parece ser que si. La nueva obra promete ser un existo, la historia es apasionante y divertida, el escenario se ha diseñado, montado y decorado con esmero, las marionetas están talladas, con gusto vestidas y esperan su actuación, pero falta un detalle importante, la música, sin ella ni siquiera se podría abrir la “Puppenkiste”, es decir en otras palabras subir el telón.
En el estudio de sonido se componen las melodías y se mezclan los sonidos.

video video




3. TRABAJO PLÁSTICO: AUTORRETRATO EN ARCILLA

Hola.Voy a mostraros como he hecho, paso a paso mi autorretrato en arcilla.

Para empezar tenemos que tener los siguientes materiales: un paquete de arcilla y un botellín o cualquier botella de vidrio. Con la arcilla vamos a hacer la cabeza del muñeco donde el botellín será usado como soporte de dicha cabeza.

Una vez que tenemos los materiales, despejamos una mesa y la cubrimos con papel de periódico para evitar mancharla con la arcilla. A continuación sacamos la arcilla y la moldeamos a nuestro gusto en función de tamaño y forma de la cabeza. Para un fácil manejo de la arcilla se recomienda que esté húmeda por lo que podemos mojarnos las manos con algua para manterner dicha humedad.

Una vez que tenemos la cabeza hecha la colocamos en el botellín con el objetivo de facilitar el desarrollo de orejas, nariz y boca y de aprovechar el cuello del botellín para hacer el cuello de nuestra marioneta.


Esta es una foto del primer paso explicado. Hay personas que la nariz la hacen más pronunciada y los ojos más saltones. Eso va a gusto personal.


Para realizar el siguiente paso es necesario conservar la humedad de la arcilla por lo que si tenemos que dejar el trabajo para otro día pues cubrimos la cabeza con una bolsa de plástico para evitar que la arcilla se reseque.

Los materiales que necesitamos ahora son tiras de papel de periódico con las que cubrir la cabeza de la marioneta: se coge un periódico y se corta en tiras. Una vez que tenemos las tiras preparadas sólo nos falta un pincel y pegamento.

El proceso de cubrir la cabeza con papel tiene el objetivo de que éste coja la forma de la cabeza creada y poder quitarla la arcilla de su interior para que ésta no pese y podamos meter por ella los dedos con los que manejarla.

Se recomienda hechar unas 8 capas de papel para evitar que este se rompa o se deshaga al quitar la arcilla.
En esta foto podeis observar como me quedó la cabeza cubierta de tiras de papel.


La cabeza hay que dejarla secar unos 5 días, tras los cuales mediante un curter hacemos un corte que pase de oreja a oreja y por detrás de ellas. Como he dicho anteriormente esto se hace para poder vaciar la arcilla de la cabeza. En función del papel puesto el corte será más o menos profundo.


En esta imagen se observa el corte realizado y cómo se quita la arcilla. Puede ocurrir que la arcilla esté seca y que cueste un poco vaciarla pero no pasa nada por que termina saliendo, aunque si se queda pegada en la zona del hueco de las orejas y de la nariz no pasa nada por que se quede ahí. Es preferible que permanezca ahí a que al intentar quitarla rompamos dichas partes.


Una vez que hemos quitado la arcilla hay que unir las dos partes de la cabeza por lo que se unen de nuevo con tiras de papel.


En mi caso, uní las dos partes con tiras de un folio y al final para reforzar la unión empapelé de nuevo toda la cabeza. Asi que una vez seca ahora toca pintarla.

Necesitamos de nuevo un pincel y témperas de color naranja y blanco. Se escogen estos dos colores para intentar recrear lo mejor posible el color de piel.



En un cuenco echamos mucha témpera blanca y poco de naranja, lo mezclamos bien y hacemos una prueba en un papel para ver qué color queda. Si nos queda todavía muy oscuro y queremos aclarearlo no hace falta más que hechar un poco más de blanco y si lo que queremos es que tenga más color pues le hechamos más naranja.


Una vez mezclado y conseguido el color que queremos pasamos a pintar la cabeza.


La témpera es un material que en poco minutos se ha secado por lo que es un material aconsejable.

Como podeis observar en la imagen la cabeza vuelve a estar colocada en el botellín ya que éste nos permite pintar de una manera más cómada evitando que nos manchemos y que tengamos que sostener la cabeza. En dicha imagen también podemos observar que a su lado se encuentra una peluca. Como pelo le podemos poner lo que queramos: hilo, pelucas, papel pintado, etc. En mi caso escogí ponerle una peluca de pelo artificial que uní con pegamento. Para facilitar el asentamiento del pelo puse dos cuerdas elásticas sujetándolo a la cabeza, como podeis ver en la imagen de abajo.

A la media hora el pelo ya estaba sujeto a la cabeza por lo que dibuje los ojos y los recorté para su posterior colocación.


Los ojos tienes que tener el tamaño acorde a la cara a no ser que queramos exagerar los rasgos.

Aquí podeis observar que con las mismas cuerdas, con las que hemos sujetado el pelo, ahora nos sirve para sostener los ojos.


En cuanto al tema de las pestañas. yo compré en un supermercado dos paquetes de pestañas postizas para darle un aspecto más real a la marioneta. Además con unas tijeras cortamos el tamaño y la longitud de las mismas.


Con pegamento en unos segundos ya tenemos las pestañas puestas.


¡Ya queda poco para que la muñequita esté hecha!


Con lápices de colores la hacemos los coloretes, las cejas y en mi caso las pecas de la cara.


¡La cabeza ya está hecha!


¿Qué le falta a esta marioneta? Pues un bonito cuerpo: En la foto de abajo os enseño el último paso.

En un chollo podeis comprar una meñeca o un muñeco cuyo cuerpo encaje en tamaño y forma con nuestra cabeza. Por poco dinero tenemos el cuerpo de la marioneta. La pena viene cuando tenemos que decapitar al muñeco para colocar nuestra cabeza.



Con unas tijeras cortamos la cabeza y posteriormente cosemos el corte. Una vez cosido, cosemos el cuello de la muñeca comprada con el cuello de la nuestra.

No debemos olvidar dejar un hueco por el que poder meter los dedos para mover a la ca beza y los brazos de la muñeca. Y tras ello la marioneta ya está hecha.

Espero que os haya servido esta pequeña guía de como hacer manualmente una muñeca. Asi que aquí os dejo con mi mini yo.


4. TRABAJO DIDÁCTICO:


Yo y el resto de mis compañeros estamos creando una obra, donde la protagonista es una niña que no le gusta leer, con el objetivo de hacer una representación teatral. LLevamos unas tres semanas haciendo los escenarios, la historia y organizando a los protagonistas.
Está previsto que para el día 24 de mayo se haga el estreno de la obra colectiva y que sea a su vez grabada para el disfrute de todos, asi que no os cuento de que va con el objetivo de que la veais cuando esté.


5. AUTOEVALUACIÓN:


Si me tuviera que calificar a mi misma creo que me pondría un notable. Y ¿por qué? Pues lo justifico diciendo que he asistido a clase todos los días, excepto dos que no puede ir a la vez que he asistido a todas las conferencias que se han dado en las horas de 'Creación de Títeres y Marionetas'. Por otro lado, creo haber mostrado interés durante la realización de actividades y creaciones en clase y por que tanto dentro como fuera de clase le he dedicado bastante tiempo a la asignatura, por eso espero que en los trabajos realizados se muestre dicha dedicación.


1 comentario:

  1. Te has esforzado bastante, has demostrado emoción y entusiasmo
    Nota Sobresaliente 9

    ResponderEliminar