jueves, 21 de abril de 2011

Mónica Martínez Monteagudo PORTFOLIO






1. Trabajo de investigación
*Mandó por e-mail trabajo excelente: Recursos didácticos  para niños con NNEE (anotado por Ángeles para que no se me olvide)
*Mandó otro trabajo sobre el aprendizaje lingüístico en personas adultas y RESUMEN


INTRODUCCIÓN

Los títeres siempre han estado presentes en nuestra sociedad, tanto desde un punto de vista artístico, escenográfico, como desde un punto de vista más educativo o terapéutico. Es cierto que el posicionamiento de los títeres con respecto a la sociedad no siempre ha estado acorde con las posibilidades de los mismos, educativas, terapéuticas, relacionales,…ya que, en muchas ocasiones, han sido considerados como un género menor del teatro o una forma banal de hacer pasar el tiempo a nuestros menores.
Como es obvio, no podemos estar de acuerdo con semejantes afirmaciones. Y es justamente la mirada renovada y libre de tópicos y prejuicios hacia este elemento artístico, hacia su presencia por todas partes y hacia sus posibilidades en el aprendizaje lingüístico y literario también de las persones adultas, el objetivo de esta reflexión.
TÍTERES PARA NIÑOS Y ADULTOS
No será hasta finales del siglo XVIII que encontramos rastros de una literatura dirigida sólo a un sector del público: hasta este momento, los niños participan de los espectáculos de los adultos, sobre todo cuando estos son ambulantes y se hacen a lugar públicos. El proceso de laicismo , ya iniciado en la Edad Media, hace que los titiriteros tengan que refugiarse en las plazas de pueblos y en zonas rurales, aumentando así su mala reputación.
La progresiva pérdida de público adulto y la mengua en la originalidad y el atrevimiento de las historias que cuentan, son elementos que se retroalimentan mutuamente, y que convierten en general a los titiriteros y a otros artistas parecidos, en poco menos que reliquias. POdemos citar algunos tititeros que desarrollan el arte del títere desde la perspectiva más popular y para el público infantil: La familia Anglès, Ezequiel ViñesTrefalt, entre otros muchos.
Hoy en día el teatro de títeres para adultos, tanto en cuanto a los montajes de las compañías como en cuanto a la investigación del especialistas, se enmarca mayoritariamente en los nuevos lenguajes y en la multidisciplinariedad del teatro contemporáneo.
POSIBILIDADES DE LOS TÍTERES EN LA EDUCACIÓN LINGÜÍSTICA Y LITERARIA
La Escuela ha asumido el títere como elemento pedagógico, y las publicaciones relacionadas con este tema son muy numerosas. Maestros como: Dolors Todolí o Juan Cervera han explorado las posibilidades reales de los títeres.
Consideraciones literarias según Cervera:
  • El papel de mediador, que favorece la ocultación del actor. (la libertad de expresión y para reducir la inhibición en el alumnado.Favorece el aprendizaje lingüístico de las persones adultas).
  • Campo abierto a la improvisación (no sólo hay que reproducir)
  • Los títeres hacen avanzar la narración, pero no se limitan a contarla. ( complicidad entre títere y público, muy aprovechable en el aula).
  • La caracterización del títere: aspecto, voz, entornos, ...crean un código de significaciones.
Encontramos referencias de los títeres en la educación en el contexto del teatro en la escuela. Autores como Motos y Navarrose se plantean si el teatro y la dramatización tienen que ser sólo un recurso didáctico, o pueden acontecer materias autosuficientes que no dependan otras áreas de conocimiento, es decir, sí es lícita la utilización de la literatura para otras finalidades que no sea el goce y la gratuidad del mismo hecho literario. Los objetivos generales de la educación estética serian:
Desarrollo de la autonomía (capacidad del estudiante para dirigir por si mismo su proceso creativo).
• Desarrollo de la comunicación, (capacidad de emitir y de recibir mensajes críticos).
• Desarrollo del sentido crítico ( capacidad para analizar mensajes verboicónicos, situarlos en el contexto en que se inscriben y poder hacer una lectura crítica de las situaciones culturales).
• Desarrollo de la creatividad ( capacidad de otorgar otras dimensiones a la representación artística, asociándola a los varios lenguajes expresivos o haciendo una lectura renovada de las obras ya existentes).
Así pues, cualquier proyecto de alfabetización estética desde el teatro se tiene que entender como proyecto de capacitación para “ver teatro” y “expresarse y sentir mediante el teatro”; es decir, adquirir las capacidades mínimas que permiten a los niños y a los jóvenes acontecer espectadores activos y reflexivos, capacidades para valorar y disfrutar del arte dramático en toda su complejidad y, además, desarrollar la conciencia del mundo donde viven (Motos y Navarro, 1999: 205). Estas reflexiones sobre los contenidos culturales relacionados con cualquier aprendizaje lingüístico serán de gran ayuda a la hora de plantear recursos dramáticos en la enseñanza lingüística de personas adultas. También a los adultos podríamos aplicar la idea que hay que conocer el teatro para poder amarlo. ¿Cómo conseguir estos objetivos?
  1. Facilitar la asistencia de grupos de alumnos de los varios niveles de la enseñanza, acompañados del profesorado.
  2. Confeccionar dossieres didácticos sobre los espectáculos a los cuales tienen que asistir los estudiantes para orientar la práctica docente del profesorado.
  3. Formar el profesorado y los actores en la pedagogía teatral
VENTAJAS DE LA UTILIZACIÓN DE LOS TÍTERES EN PERSONAS ADULTAS
  • Las actividades dramáticas son aquellas que dan al alumno la oportunidad de utilizar su propia personalidad a la hora de crear materiales en los que basar la clase de lengua extranjera.
  • Estas actividades se benefician de la habilidad natural de cada persona para imitar, hacer mímica y expresarse a través del gesto. Por otra parte, también se benefician de la imaginación y memoria de los alumnos y de la capacidad natural para poner en vivo diversos momentos de su experiencia pasada.
  • El trabajo con títeres en clase puede favorecer la necesaria desinhibición para el uso de la lengua de aprendizaje, la fluidez y la corrección de errores de una manera espontánea y sin bloqueo por parte del aprendiz. No tenemos que olvidar que una gran parte de los problemas a la hora de aprender lenguas son causados por motivos actitudinales, más que por la dificultad del código lingüístico como tal.
Tenemos que recordar que todo el trabajo de grupo que supone la preparación de una representación escénica (distribución de tareas, discusión de aspectos técnicos, ensayos, etc) favorece sin duda la competencia comunicativa, puesto que trabajamos la lengua en contextos reales de comunicación. En cuanto a la elección de los textos a representar (obras del patrimonio literario o textos creados por los mismos alumnos), esta se tiene que hacer desde una perspectiva superadora de estereotipos relacionados, por ejemplo, con el género, y de prejuicios lingüísticos. De este modo trabajaremos, junto con la competencia lingüística, las competencias cultural, sociolingüística, literaria y discursiva.
CONCLUSIONES
Hemos visto como esta herramienta puede resultar muy interesante en la educación lingüística y literaria de personas adultas, si previamente a su uso se hace un buen trabajo de liberación de prejuicios respecto del títere como una herramienta: la capacidad de ocultación de que hablaba Cervera puede ser un buen aliado a la hora de perder las inhibiciones que a menudo encontramos en los adultos que aprenden una nueva lengua, ya sea esta una lengua presente en el entorno social.




HISTORIA DE LOS TÍTERES EN CATALUÑA
INTRODUCCIÓN

Las representaciones de títeres en los Países Catalanes se encuentran documentadas ya en el siglo XIII en una historia que se extiende hasta hoy día. En el siglo XIX, en Cataluña, es un arte que se reaviva y que se adaptará a las diversas necesidades expresivas o artísticas de cada momento.

HISTORIA

En el ‘Llibre de contemplació en Déu’ [Libro de contemplación en Dios], fechado en 1272, Raimundo Lulio explica que los juglares moros utilizaban ‘bavasteles’, muñecos de apariencia humana hechos de madera policromada. El cronista aragonés Jerónimo de Blancas cita una función de ‘bavasteles’ durante las fiestas de coronación de Fernando I en Zaragoza en 1414. En 1486, el médico y escritor valenciano Jaume Roig define el escenario de los ‘bavasteles’ con el nombre de castillo en su obra ‘Spill o llibre de les dones’ [Espejo o libro de las mujeres]. Los títeres fueron muy populares en el País Valenciano, aparte de ser perseguidos por la Inquisición por el tono con el que trataban a la iglesia. A principios del XVIII encontramos sombristas valencianos de gira por la Península y muchas funciones de títeres en la ciudad de Valencia. A pesar de la pervivencia del ‘Betlem de Tirisiti’ [Belén de Tirisiti] –un retablo evocativo del nacimiento de Jesús–, en los siglos XVIII y XIX los títeres viven la misma decadencia que en el resto del estado y no es hasta las dos últimas décadas del siglo XX cuando los títeres valencianos experimentan un proceso de renovación y consolidación.
Hacia el final del XVIII, Cataluña vive una renovación económica, comercial y social. El puerto de Barcelona es un trasiego incesante de marchantes extranjeros, a los que –a los italianos sobre todo– se atribuye la revitalización de los títeres y la introducción de la linterna mágica, el circo y el teatro de sombras.
Con el titiritero Juli Pi (1851-1920) se consolidan los mimbres y los personajes del teatro catalán de títeres, aunque hay constancia de numerosos titiriteros anteriores, que adaptaban argumentos de novelas y del teatro de sombras como guión de los títeres. Titiriteros notorios de esta época son Ezequiel Vigués, ‘Didó’ (1880-1960), especialista en el guiñol lionés que había aprendido en París; la saga Anglès, compuesta por Jaume Anglès i Pallejà, (1857-1919), Jaume Anglès i Vilaplana (1888-1945) y Jaume Anglès i Guzman (1913-1978); la saga Vergés, fundada por Sebastià Vergés i Prats (1900-1974) con su hermano Antoni (1909-1990) y la mujer del primero, Isabel Cadena (1905-1997), y sus hijos Sebastià (1929) y Martí Vergés Cadena (1931). En 1973 debuta la tercera generación, con Sebastià Vergés i Martínez (Barcelona, 1958). Junto a los titiriteros, hay que mencionar especialmente a Harry V. Tozer (Villa Rica, Paraguay, 1902-Barcelona, 1999), figura clave en la difusión internacional del guiñol catalán y gran renovador del arte de la marioneta como investigador, constructor y pedagogo.
Las referencias más antiguas de las ‘teresetes’ (geosinónimo mallorquín de los títeres) son de finales del siglo XIX, pero suponemos que llegaron mucho antes, traídos por artistas o mercaderes italianos y árabes. A principios del XX constan titiriteros mallorquines como Gaspar Gelabert (muerto en 1917) y el sacerdote Sebastià Guasp, que en los años treinta dirigía un teatro de ‘teresetes’ en Algaida. El barcelonés Antoni Faidella (1891-1970), paradigma de empresa familiar de titiriteros ambulantes, se trasladó a Mallorca en 1939 y contribuyó al asentamiento de los títeres, trabajo continuado por sus hijas Rosa y Joaquima.
La segunda mitad del XIX es un momento de traspaso de la cultura oral a la escrita y los títeres alternan argumentos de tradición oral con otros literarios, como adaptaciones de novelas y de piezas teatrales.
El paso del XIX al XX es fundamental en la evolución del teatro de guiñol. A la vez que se continúan deleitando con el títere tradicional de extracción popular, representado por Juli Pi, las élites del modernismo otorgan a las sombras y los títeres un barniz experimental entroncado con el simbolismo catalán de la época. Un ejemplo de este pensamiento lo encontramos en Joan Maragall, que estrenó en Els Quatre Gats el poema ‘Montserrat’ con música de Enric Morera y sombras de Miquel Utrillo. Hasta la Guerra Civil española, adultos y niños habían compartido el teatro de títeres. Sin embargo, después de la guerra, el género se escora hacia el público infantil de la mano, entre otros, de las familias titiriteras Anglès y Vergés, la compañía de Herta Frankel y Titelles Babi.
Más tarde, ya a caballo entre los sesenta y setenta del siglo XX, la sociedad catalana vive un proceso de concienciación política y nacional. Se recupera el teatro infantil en nuestra lengua y nacen los ciclos ‘Cavall Fort’ en el Romea, en 1967; y los movimientos Rialles, en 1972; y Pedagogía del Espectáculo, en 1976. La búsqueda de nuevos lenguajes expresivos se inicia en 1967 con la creación de Putxinel·lis Claca y Titelles Garibaldis, grupos que entienden el espectáculo de títeres como un espacio adelantado de experimentación plástica y teatral. El 1970 se inaugura el Movimiento de Titiriteros Independientes, con el objetivo de ‘reinventar el arte de los títeres rehuyendo la idea de que es exclusivamente para niños’. Cambian la estética y la puesta en escena: las voces son más naturales, algunos titiriteros trabajan a la vista del público como manipuladores actores y los argumentos son actuales o adaptaciones de rondallas populares. Entre 1975 y 1976, Pepe Otal crea el Grupo Taller de Marionetas, del cual en 1978 nace el Colectivo de Animación, que se disuelve después de un año y medio de prolífica experimentación.
En 1978 se produce también un punto y aparte en la historia titiritera catalana: Putxinel·lis Claca –ahora Teatre de la Claca– estrena en el Gran Teatre del Liceu el espectáculo ‘Mori el Merma’, con máscaras, muñecos y decorados diseñados y pintados por Joan Miró.
En cuanto al teatro de sombras, en las primeras décadas del XIX hace una fuerte competencia a los hasta entonces en boga cosmoramas y linterna mágica: se editan los textos y se comercializan plantillas de cartulina para hacer espectáculos caseros. Locales barceloneses como el Cafè dels Cecs, en la calle Ferlandina; La Sencilla, en el número 31 de la calle Canuda; o Els Quatre Gats, en el número 3 bis de la calle Montsió; ofrecían sombras regularmente, alternadas con funciones de títeres. Posteriormente, el cine relegó los espectáculos de sombras, y, a finales del siglo XX, han sido creadores como Comediants, La Fanfarra, o La Cònica/Lacònica los que han reactualizado creativamente esta técnica.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


PROPUESTA DIDÁCTICA:
PLORAMIQUES
del grupo:
L’Estaquirot Teatre
dirigida a:
Educación Infantil









INDICE

IntroduccióN.
Objectivos educativos del programa.
Ficha artística.
La compañia. L’Estaquirot Teatre.
El espectáculoespectacle.
Educar, frustrar, consentir, tener paciencia … ¿Como educar a nuestros hijos?
Objectivos y contenidos pedagógicos.
Propuestas de trabajo.


























INTRODUCCIÓN

Para comenzar me gustaría trasladaros una pregunta:

¿Es necesario que el profesorado prepare con anterioridad la salida al teatro?”

Es muy necesario que el profesorado prepare previamente la salida al teatro por los motivos que a continuación voy a exponer:

  • De esta manera podemos transmitir a los niñ@s ilusión y motivación por ver el espectáculo a partir del conocimiento previo de una serie de aspectos.
  • Nos permite poder adaptar las actividades que realizaremos con nuestros alumnos en función de la diversidad del aula. De manera que todo el mundo sea capaz de seguir las actividades, independientemente del nivel evolutivo o madurativo en el que se encuentre.
  • Para contribuir en la consecución de los objetivos curriculares.


Se trata de aprovechar la magia del escenario y convertirlo en un recurso educativo, siempre relacionado con el curriculum. No hemos de olvidar que la creatividad, la emotividad, la empatía… son valores fundamentales para la formación integral de las personas.
El escenario es una ficción, una ventana, un espejo, un escaparate en el cual la palabra, la música, el gesto... adquieren vida, significado y materialización. Es un espacio de síntesis donde la literatura, la historia, la economía, la ética, la estética... dejan de ser “contenidos curriculares” para acontecer “personajes”, “historias vida”,realidades que, aprovechadas convenientemente harán más significativos los aprendizajes, aportando el valor añadido de unas estrategias imaginativas que faciliten la comprensión de la realidad.
Estaremos entonce s de acuerdo, que necesitamos personas adultas capaces de producir, difundir o, simplemente, consumir cultura con racionalidad y criterio. Por lo que será necesario un trabajo lento y sistemático basado en el desarrollo de estrategias didácticas adecuadas.









OBJECTIVOS EDUCATIVOS DEL PROGRAMA


Este espectáculo está incluido en el programa “Vamos al Teatro”, organizado por el Área de Cultura y el Área de Educación de la Diputación de Barcelona y de sus ayuntamientos.

Ofrece, en horario escolar, espectáculos de teatro, danza y música para los alumnos de educación infantil, primaria y secundaria.

Los objetivos básicos del programa son:
  • La creación de nuevos públicos de teatro, música y danza y la educación de la sensibilidad artística.
  • Articular programaciones artísticas de calidad, adecuadas a cada nivel educativo.
  • Garantizar la igualdad de oportunidades de acceso de los alumnos a la oferta artística sea cual sea su procedencia geogràfica.
  • Favorecer el conocimiento e identificación de los espacios escénicos del municipio y/o del entorno.


OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Ofrecer a los centros educativos los recursos básicos para realizar las actividades artísticas que complementen los curriculums.
  • Garantizar un itinerario coherente y completo de actividades relacionadas con las artes, para cada nivel educativo.
  • Desvelar a los maestros y profesores el interés por conjugar programas con elementos culturales y educativos.
  • Ayudar a los niños y a los jóvenes a descubrir sus proias inquietudes artísticas.
  • Asegurarse, mediante procesos didácticos, que se han logrado las actitudes básicas necesarias para disfrutar, crear y apoyar a todo tipo de espectáculos artísticos de manera crítica y responsable.









FICHA ARTÍSTICA







  • Autor: L’Estaquirot Teatre
  • Actores, manipuladores: Núria Benedicto, Olga Jiménez, Albert Albà.
  • Técnica: Títeres.
  • Disseño y escenografía y títeres: Alfred Casas.
  • Construcción: Cia L’Estaquirot, Alfred Casas, Pedro JIménez.
  • Música original: Ferran Martínez.
  • Duración: 55 minutos.














LA COMPAÑÍA



Esta formación, una de las más conocidas del teatro de títeres catalán, nació en 1973. Desde entonces ha realizado sus espectáculos
utilizando varias técnicas: historias cortas con títeres, cuentos y canciones; saltimbanquis; títere clásico de guante; teatro de títeres,
de objetos y visual... El año 1981 encargaron a unos arquitectos la construcción de un teatro ambulante bautizado con el nombre de Tutilimundi.Se trataba de una carpa con capacidad para 130 espectadores, que se ha instalado en 190 lugares y que ha servido de modelo para experiencias osteriores.

Ha hecho espectáculos tanto para niños y niñas como para adultos y con algunos de ellos, como Biótico (1990), ha participado en diferentes festivales de Europa y de Asia.

Además de algún espectáculos de gran formato, como Guerripau (1995), en los áltimos años ha montado una serie de adpataciones de cuentos populares con títeres de mesa, especialmente concevidos para los más pequeños.: Los tres cerditos, Caperucita Roja, El ratón viajero,...Y también han creado un pequeño musical: La Granja (1997).
La Pastelera y los duendes (2000) y Secretos al armario (2005), de mayor formato, son las últimas producciones de la compañía.






















EL ESPECTÁCULO





Todos conocemos los “ploramiques”. Son los niños que lloran, refunfuñan y hacen
marranadas. Nunca están contentos. Siempre lo quieren todo y no tienen nunca
bastante. Están enfadados y no se cansan de llorar.
Hay, pero, unos personajes, que quizás no los conocéis, que se llaman los
*Aprofits”, aprovechados. Siempre están contentos y sacan provecho de todo.
Aprovechan las cosas que las gente tira pra hacerse las casas, los vestidos, los juguetes y las máquinas.


También se aprovechan de los *Ploramiques. Han descubierto que con los llantos, las pataletas y los golpes de pie pueden hacer funcionar muchos aparatos: la tostadora de pan, la máquina de palomitas y, incluso, pueden hacer funcionar
unaferia.
Los “ploramiques” no saben como marchar del país de los “Aprofits”. Finalmente
aprenden que, para poder salir, el único que tienen que hacer es dejar
de marranear. Así, después de pasar por diferentes aventuras, podrán volver
contentos a su casa.

Esta obra es una reflexión sobre los niños que siempre están enfadados y refunfuñan
para conseguirlo todo, sobre todo las cosas materiales.
El espectáculo es muy visual, partiendo de transformaciones escénicas
mediante las cuales los diferentes títeres se van manipulando a la vista del
público


EDUCAR, FRUSTRAR, CONSENTIR, TENER PACIENCIA...
¿COMO EDUCAR A NUESTROS HIJOS?


Los castigos y las pataletas.

Los castigos se tienen que usar con cuentagotas, puesto que repetidos muchas veces
pierden su carácter corrector. Hay que remarcar que las pataletas son
patrones normales en los pequeños, que ayudan a forjar su carácter. Por lo tanto,
no hay que reprimir ni esforzarse en que el niño no llore.
Tenemos que aprender a intervenir cuando sea necesario. Cuando surge un
problema, antes de que se produzca la pataleta, tenemos que ofrecerle ayuda y mostrar
la manera más cómoda y comprensible de utilizar la situación. No
se trata de darle todo hecho al niño, sino de ofrecer diferentes estrategias
de actuación.


Utilizar recompensas cuando se coopera.

Lo que hay que tener claro es que no se tiene que premiar los niños por no haber picado
de pies en lugares y momentos donde otras veces sí que lo hacían. Se
premiarán estrategias que pongan en práctica los niños como alternativa a las
pataletas
.


Actuar contra las pataletas en todas partes.

Si es difícil controlar una pataleta en casa, afuera se convierte en una
prueba de fuego para los padres. La clave para controlar los arranques es
actuar en el momento y lugar en que se produzcan estas conductas.
Antes de que nada, hay que anticipar la situación y los problemas añadidos que plantea
ir con los niños a determinados lugares. En muchas ocasiones, no tenemos en cuenta
episodios vividos anteriormente que provocaron conflictos. Abusamos
del tiempo de estancia en un supermercado cuando hemos comprobado que si los
niños se cansan lloran insistentemente. No controlamos estímulos y, por lo tanto,
nos exponemos a situaciones en las que será muy difícil nuestro control.
Pero, si ya estamos en plena situación conflictiva, es bueno, una vez más,
guardar la calma. Retiramos el niño a un lugar más tranquilo donde no moleste.
Podemos practicar la modalidad del tiempo-fuera (poner el niño en un rincón hasta que
remita su comportamiento desajustado) o decirle que lo vamos a premiar
por su tranquilidad si deja de llorar y empieza a controlar sus
emociones. Evidentemente, se tienen que adaptar las palabras a la edad y madurez
del niño o niña, pero se tiene que empezar desde que empiezan a tener uso de razón.
Si esperamos que sean grandes puede ser demasiado tarde, el mal ya está hecho.


Lo quiero ya!

La sociedad actual nos impone un ritmo vertiginoso. Desde los medios recibimos
constantes mensajes para que obtengamos al instante el que queremos, bien sea
un coche, un viaje, un trabajo… Y este es el mensaje que llega a nuestros
hijos. Los más pequeños no entienden de esperas y si la gente mayor no hemos
puesto remedio a tiempo, se convertirán en pequeños tiranos que no aceptan un
“no” por respuesta.
Estamos habituando a los niños a tenerlo a pesar de tenerlo al instante. No queremos
frustrarlos, ni privarlos de aquello que quizás nosotros no hayamos podido tener. Y esta
actitud se extiende a muchos ámbitos de la vida familiar: si estás hablando
por teléfono, te interrumpen con cualquier petición, si tienen hambre, quieren que
hagas la comida ya, aunque no sea la hora, si estás de visita a casa de los
abuelos y se aburren, empezarán con el disco tachado de “marchamos!
marchamos!…”


La importancia de la paciencia.

Si quieres que esto no pase y que tu vida no gire continuamente alrededor de sus
demandas y caprichos, tienes que enseñar a esperar, a tener
paciencia, que no todo se consigue en el momento e, incluso, que
no siempre podrá tener todo el que quieran.
Educar en la paciencia es hacerlo también en los valores de la voluntad,
el esfuerzo y la perseverancia. Es enseñar a no tirar la toalla ante la más
pequeña dificultad, que, en la vida, normalmente se necesita un tiempo
más o menos largo desde que deseamos una cosa hasta que lo conseguimos, y que,
para llegar a conseguirlo, tendremos que poner interés y dedicación.
De este modo, le evitarás muchos disgustos. No tener ahora un determinado
objeto o no atender inmediatamente sus peticiones no le creará ningún
trauma, mientras que ceder siempre a ellas le provocará inmadurez y una
insatisfacción permanente, cuando no consiga lo que quiere.


Un proceso gradual.

Querer las cosas ya, sin tener que esperar, es muy propio de los niños pequeños y,
a determinadas edades (hasta aproximadamente los dos años), la satisfacción
de todas sus necesidades es imprescindible para dar al niño
seguridad: no podemos demorar alimentar un bebé cuando tiene hambre, cambiarlo
cuando está mojado o dejar dormir cuando tiene sueño.
La medida del tiempo que tienen los niños no tiene nada que ver con la de los
adultos y serán necesarios muchos años porque comprendan, tan sólo
aproximadamente, el que significa una hora o una semana y porque sean
capaces de aceptar porque tienen que esperar. Pero esto no quiere decir que hayamos
de esperar a que tengan la madurez suficiente, sino que, despacio, nos
tendremos que ir enfrentando a situaciones que requerirán su paciencia,
pues, si no lo hacemos así, estaremos educando niños caprichosos y egoístas, por los cuales
sólo cuenta la satisfacción de sus necesidades o apetencias,
sin tener en cuenta los otros
.


Consejos para responder a las pataletas.

Todos los padres hemos vivido situaciones con nuestros hijos pequeños,
especialmente entre los dos y tres años, que nos han traído al límite de nuestra
paciencia. Situaciones en las cuales, si no hemos respondido a sus
demandas al momento, se han puesto a llamar, llorar y picar de pies e incluso
algunos llegan a provocar el vómito. Es completamente normal que los
niños, a estas edades, se expresen así, puesto que todavía no saben utilizar
argumentos para defender sus puntos de vista, son poco tolerantes a la
frustración y tienen que afirmar su posición en el mundo y ver hasta donde pueden
llegar, cuáles son los límites.

Pero el que sepamos que es una cosa natural y pasajera, no quiere decir que
hayamos de consentir, porque, si lo hacemos, el niño aprenderá que con
pataletas consigue el que quiere y estas pueden prolongar en
el tiempo o evolucionar hacia otros comportamientos basados en el chantaje
emocional.
Para prevenir las pataletas de tu pequeño o para actuar de forma adecuada
si estas finalmente se producen, estos consejos pueden serte muy
útiles:




  1. Los límites, claros.

Teniendo en cuenta la edad del niño, tenemos que explicar el que puede y el que no puede hacer, hasta donde puede llegar y hasta donde no.
Por ejemplo: puedes comer un helado
después de comer, pero no antes o no puedes tocar las cosas de la tienda.
Tenemos que asegurarnos que nos preste atención. Por eso, lo mejor es ponenros a su altura y comprobar que nos mira a los ojos. Una vez establecido el
límite, tenemos que ser consecuentes y no ceder si insiste o se echa a llorar

  1. Anticiparse a las pataletas.

Por nuestra experiencia, sabemos cuando es probable que nuestro hijo coja
una enrabiada. Si está cansado, si algo no le sale bien, si tiene hambre… En
estos casos, podemos evitar una pataleta, desviando la atención hacia otra
cosa, ofreciendo nuestra ayuda para realizar una actividad difícil… en
definitiva, ofreciéndolos una solución antes de que se produzca el problema.

  1. Mantener la calma.

Los padres tenemos que ser un modelo de autocontrol. Si respondemos con gritos,
insultos o amenazas a sus pataletas, estaremos enseñándole que
esta es una forma adecuada de actuar. Cuando notas que vas a perder
el control, es mejor que te alejes y te calmes antes de hablar con tu hijo

  1. Ignorar su comportamiento.

Una vez explicado al niño porque no podemos atender su petición o porque
tiene que llevar a cabo una tarea, si responde con una pataleta lo tenemos que ignorar.
Si está en un lugar seguro, podemos dejarlo solo hasta que se calme.

  1. Repetir nuestra decisión

Si la pataleta continúa, tenemos que repetir al niño nuestra decisión con voz
calmada y firme, poniéndonos a su altura: “No puedes jugar con
el mando de la televisión porque se rompe.”



























OBJETIVOS Y CONTENIDOS PEDAGÓGICOS





Ploramiques es un espectáculo de creación propia mediante el cual la compañía quiere explicar una historia de trama sencilla sobre los niños que siempre lloran, para hacer ver a los niños que hay actitudes mucho más positivas y agradables.

El espectáculo consigue conectar y acercarse a los pequeños espectadores,
con el uso de un vocabulario muy cercano y unos contenidos que les son muy conocidos.

CONCEPTOS

Con este espectáculo se pueden trabajar los siguientes conceptos:

• Los cuentos o las historias y sus personajes.

Lenguajes diversos como herramientas de expresión y comunicación de mensajes: la palabra, los títeres, la música.

• La expresión de los propios sentimientos.

• Las actitudes, reacciones y relaciones positivas.


PROCEDIMIENTOS

• Observar y estar atento por
lo que pasa en escena.

• Ordenar y explicar las secuencias de una narración.

• Comprender la historia.

• Reconocer los diferentes personajes.

• Retener palabras, frases y hechos narrados.

• Expresar verbalmente sentimientos, emociones y reacciones



ACTITUDES

•Interés para seguir la historia que se explica.

•Esfuerzo en el boy escout y la atención.

•Identificación con los personajes de la obra.

•Conciencia de que se pueden aprender cosas nuevas y que hace falta un esfuerzo para conseguirlo.

•Respeto por los compañeros y los artistas.



PROPUESTAS DE TRABAJO

ANTES De ASISTIR Al ESPECTÁCULO

Ir a teatro es siempre una fiesta! Y toda fiesta siempre es un acto de relación social que exige unas normas de comportamiento. Hay que asegurar en el alumnado un interés positivo para asistir a una representación.
Entrar en un lugar público, como un teatro, ya merece una actitud de respeto. Durante la representación, el silencio, será la prueba de respeto que el alumnado pueda ofrecer.

En este caso obtendrá el agradecimiento más sincero por parte de los actores, puesto que el trabajo de estos es muy compleja, porque está basado en sincronizaciones, y cualquier distracción puede echar a perder estos requisitos indispensables.

Un silencio atento y respetuoso asegura una mayor calidad en
la interpretación.

Gracias, pues, para colaborar al hacer unas sesiones de más calidad
.

El espectáculo que vais a ver es de títeres. Cómo ya sabéis hay varios
tipos de títeres: de mesa
, de guante, de tallo... Explicar a vuestros
alumnos cómo son y cómo se manipulan. Si tenéis títeres en la escuela, aprovechar para trabajar con ellos. De esta manera podrán apreciar como son y cómo se manipulan durante el espectáculo.






DESPUÉS De ASISTIR Al ESPECTÁCULO


1
- Recordar y comentar con los alumnos la obra que han visto, con la ayuda de las preguntas de comprensión siguientes:

•¿Qué hacen los “ploramiques”?

•¿Qué personajes son los ”ploramiques”? Recordar el nombre.

•¿Qué les pasa a cada uno de estos personajes? Por qué se enfadan
y con quién? ¿Tienen razón al hacer las pataletas?

  • ¿Quién son los Aprofits? Cómo actúan? Intentáis describir los
    personajes protagonistas que viven en el país de los Aprofits.

¿Os identificáis con algunos de los personajes de la historia? ¿Con
qué? ¿Por qué?

El maestro o la maestra, en este diálogo, tiene que ir guiando las
Intervenciones de sus alumnos para ver el grado de comprensión de
la historia.

2- Ahora, recordáis entre todos las pataletas que han hecho los protagonistas de la historia y por qué refunfuñaban.
También podemos pensar si nosotros hacemos el mismo. Cuando nos enfadamos y lloramos?


•Cuando queremos algo y no nos la dan.

•Cuando queremos mirar la televisión y los padres no nos dejan.

•Cuando nos hacen ir a dormir y no tenemos sueño.

Hablad con vuestros alumnos.

3- Qué diferencia hay entre estar contento y estar enfadado?

Cuando estamos enfadados nos lo pasamos bien o mal?
Conseguimos las cosas haciendo pataletas?

• Nos gusta que los otros estén enfadados? Por ejemplo, que los
alumnos piensen en cosas que los pasa en su vida diaria.

• Cuando alguien está enfadado: está serio, pone mala cara, no habla,
quizás dice las cosas con un tono desagradable, no sonríe,... se enfadan las personas pero también, por ejemplo, los perros que nos hacen compañía.

Qué pasa cuando un perro está enfadado? Ladra fuerte, da miedo.

• Si no estamos enfadados, estamos: contentos, alegres, sonreímos, hacemos
caricias y besos, hablamos en un tono agradable...


Pueden dibujar a alguien que ellos conozcan que esté enfadado. Luego a alguien contento. Despues se puede hablar de las diferencias.

4- Ahora podemos pensar en las cosas que hacemos cada día: levantarnos,almorzar, ir a la escuela,... Observamos como estamos si lo hacemos enfadados o contentos. Comentarlo entre todos.

5- Y ahora que estamos trabajando nuestras actitudes y reacciones, sería bueno trabajar una de las letras de las canciones del espectáculo. Se debe trabajar la comprensión, el lenguaje y el vocabulario.


Sóc feliç

NO SE SENT PLORAR
ELS NENS HAN MARXAT
CAP A CASA HAN TORNAT
AQUELLS DOS JA HAN MARXAT
PERÒ NO ESTEM GENS PREOCUPATS
JA EN VINDRAN D’ALTRES NOUS
PLORAMIQUES, AIXÒ RAI!
CONTINUEM TREBALLANT, CONSTRUINT I CANTANT
QUÈ MÉS VULL
SI AMB BEN POC
EN TINC PROU!
MILLOR SI ESTÀS CONTENT
QUE NO PAS MALHUMORAT
EL QUE VOLS, SENSE PLORS
TAMBÉ HO ACONSEGUIRÀS.
FES COM JO, QUE AMB ENGINY HE TROBAT TOT EL QUE TINC
SÓC FELIÇ,
SÓC FELIÇ,
SÓC FELIÇ! (repetir 2 cops aquesta estrofa final)







Soy feliz (TRADUCCIÓN AL CASTELLANO)

NO SE OLLE LLORAR

LOS NIÑOS HAN MARCHADO

HAN VUELTO A CASA

AQUELLOS DOS YA HAN MARCHADO

PERO NO ESTAMOS NADA PREOCUPADOS

YA VENDRÁN Otros NUEVOS

PLORAMIQUES, ESTO BASTA!

CONTINUAMOS TRABAJANDO, CONSTRUYENDO Y CANTANTE

QUE MÁS QUIERO

SI CON BIEN POCO

TENGO BASTANTE!

MEJOR SI ESTÁS CONTENTO

QUE NO MALHUMORADO

LO QUE QUIERES, SIN LLANTOS

TAMBIÉN LO CONSEGUIRÁS.

HAZ CÓMO YO, QUE CON INGENIO HE ENCONTRADO TODO LO QUE TENGO

SOY FELIZ,

SOY FELIZ,

SOY FELIZ!


6- RecordamEs, intentando hacerlo con todo el detalle posible, cuál es la vida de los “Aprofits”: despertarse, levantarse, lavarse, jugar, comer,... Se puede hablar de los inventos que hacen e intriducir así el tema del reciclaje.





  • ¿Qué quiere decir reciclar?
  • ¿porqué se recicla?
  • ¿Qué se recicla?
  • ¿Qué aparatos tenemos en casa?
  • ¿cómo funcionan nuestros juguetes?

7.Construirmos un títeres. Dejando rienda suelta a la imaginación. Los más pequeños pueden hacerla de guante y los más mayores de palo, en función del grado de dificultad.

1 comentario:

  1. Mónica
    Vas bien. Este documento me parece interesante y original. Ánimo con lo demás!!!

    ResponderEliminar